Gases

Ver: Gases y Mezclas Protectoras para Soldar

Argón

Como gas protector, el argón proporciona el arco más estable combinado con la acción de limpieza más eficaz. El argón brinda a los soldadores excelente control de la soldadura de arco y del terminado.

Bióxido de Carbono

El bióxido de carbono es valioso en los procesos de soldadura de arco debido a su alta conductividad térmica

image

y a su capacidad de oxidar metales ferrosos. Las mezclas de bióxido de carbono se recomiendan por lo general para aumentar la penetración de la soldadura.

Helio

El helio tiene gradiente de alto voltaje y proporciona más calor que el argón puro a longitudes de arco equivalentes. Usar helio puro resulta excelente cuando se necesita la mayor entrada posible de calor. Debido a que el helio es más ligero y menos denso que el argón, se necesita lo doble o lo triple para obtener la misma protección.

Hidrógeno

El hidrógeno tiene las propiedades de alta conductividad térmica y de reducción que lo convierten en un valioso gas protector para el acero inoxidable. Se emplea también para aumentar la velocidad de soldadura. Generalmente, las mezclas de hidrógeno son recomendables para aumentar la compatibilidad con ciertos materiales.

Oxígeno

Las características de oxidación y de conductividad del calor que tiene el oxígeno son útiles para aumentar la velocidad de soldadura y para mejorar la resistencia del material, la penetración y forma de cordón. El oxígeno se mezcla con otros gases protectores para conseguir oxidación sin afectar la estabilidad del arco.